catalumbritavillegas

Todo Puede Ser

Etiqueta: rajoy

El juez sostiene que el ADIF «omitió cautelas elementales» de prevención

Imagen

 

 

Bien! un poco de luz en este asunto. Era claro que alguien en algún momento iba a tocar este tema por el camino correcto, los responsables, esos que  deben decidir en función de sus capacidades sobre lo esencial de la actividad de que se trata, ya sea un banco, una empresa, un Ministerio de medio ambiente o un petrolero que se parte en dos. Fuera apegos mediocres y melifluos ante querencias nacionalistas o partidistas, las VICTIMAS, siempre merecen la verdad, y eso es lo que casi todo el mundo espera de la actividad judicial, ya que solo sobre la verdad es posible tener JUSTICIA.

El problema de adjudicar un responsable, en vez de invitar a participar en el juego judicial de la verdad a todos aquellos que en alguna medida participaron en esta tragedia, es que por un lado evitamos el efecto corrector que tiene el asignar las culpas en orden a las responsabilidades y por otro cubrimos a aquellos que tienen en la dimisión la forma de expiar los carencias en su gestión. Sin querer estamos, por un lado evitando que aquellos que deben velar por la seguridad y la eficacia, perciban como suyas las consecuencias de sus omisiones y por otro lado, expiamos nuestras/sus culpas en la evidencia de una conducta humana previsible, razonable y en modo alguna culpable en exclusiva de una barbaridad como la sucedida, y con ello la posibilidad de evitar otra en el futuro.

La SEGURIDAD, requiere de normas absolutas, independientes y precisas sobre como se debe actuar, en lo posible autónomas y mecanizadas para evitar precisamente y sobre todo un “ERROR HUMANO”, y en paralelo, deben ser confirmadas y supervisadas en todo momento.

Creo que el juez ha dado un paso importante. Me gustaría ver en los responsables políticos, … un GESTO, una dimisión, … un Mea Culpa! una vez, por primera vez, ……como si amaneciera!

Una carta, que lo resume todo

Una carta, que lo resume todo

“deseo que explique, como fueron los pasos dados en la creación de una red ferroviaria donde un accidente como este es posible”.

Esta estupenda frase, es lo más cuerdo que he leído sobre el accidente de tren de Santiago, ¡cuanta verdad hay en ella!

Estamos inmersos en una estructura social deshumanizada donde la decencia, la ética y la verdad, se manejan en función de la influencia de sus miembros, donde la lógica de lo inmediato y evidente, está sujeto a la posición del orador, ya sea político, periodista, banquero o empresario. Somos reos de una organización social donde existen aforados, alcaldes, diputados, asesores, ingenieros, presidentes y hasta reyes, títulos o profesiones, que hemos pasado de exigir la obligación de la responsabilidad que conllevan a presuponer la honestidad de lo que dicen los que los ostentan. Aquí sienta cátedra el más pintado, solo por el hecho de ser “alguien”, un Alcalde, un Presidente, … un  rey. Cuando la verdad nace de lo inesperado de un sentimiento profundo y doloroso, se viste de cruda realidad, no importa el titulo del que lo dice, su propia exposición es honesta, dura y exacta, y en este caso, tan claro, se resume en una idea fundamental, la única que da sentido a una sociedad, ¿cómo nos hemos juntado todos aquí y hemos permitido que esto haya pasado?

Como es posible que existiendo un sistema de seguridad ferroviaria, se haya decidido… aquí, NO?

Merecen las victimas (muertos, heridos, familiares, amigos, ciudadanos, todos ellos victimas), la deuda que los políticos (nuestros dirigentes) han contraído por el coste eludido de un sistema de seguridad, que si estuviera activo y completo hubiera evitado esto?

Volveremos a la práctica de poner un punto negro en las infraestructuras ferroviarias donde se acumulan los muertos, victimas de un error de diseño, de una escasa inversión o de la pereza de una solución, evitada a golpe de  justificación extemporánea, ya sea una señal, una luz a destiempo o la infamia de excusarse en el error ajeno del que seguro es uno más, una victima?

No da tanto dolor para expiar alguna culpa, en un gesto de DIMISIÓN, que seguro vendría a poner luz a esta discusión y que al menos el nuevo responsable tendrá en cuenta en el desarrollo de sus RESPONSABILIDADES futuras?

Espero, que algún dia, esta caterva de politiquillos que nos gobiernan, se iluminen de ética y decencia, y marquen, esta vez sí, un CAMBIO, en nuestros pais.

A %d blogueros les gusta esto: