El juez sostiene que el ADIF «omitió cautelas elementales» de prevención

por Catalumbrita Villegas

Imagen

 

 

Bien! un poco de luz en este asunto. Era claro que alguien en algún momento iba a tocar este tema por el camino correcto, los responsables, esos que  deben decidir en función de sus capacidades sobre lo esencial de la actividad de que se trata, ya sea un banco, una empresa, un Ministerio de medio ambiente o un petrolero que se parte en dos. Fuera apegos mediocres y melifluos ante querencias nacionalistas o partidistas, las VICTIMAS, siempre merecen la verdad, y eso es lo que casi todo el mundo espera de la actividad judicial, ya que solo sobre la verdad es posible tener JUSTICIA.

El problema de adjudicar un responsable, en vez de invitar a participar en el juego judicial de la verdad a todos aquellos que en alguna medida participaron en esta tragedia, es que por un lado evitamos el efecto corrector que tiene el asignar las culpas en orden a las responsabilidades y por otro cubrimos a aquellos que tienen en la dimisión la forma de expiar los carencias en su gestión. Sin querer estamos, por un lado evitando que aquellos que deben velar por la seguridad y la eficacia, perciban como suyas las consecuencias de sus omisiones y por otro lado, expiamos nuestras/sus culpas en la evidencia de una conducta humana previsible, razonable y en modo alguna culpable en exclusiva de una barbaridad como la sucedida, y con ello la posibilidad de evitar otra en el futuro.

La SEGURIDAD, requiere de normas absolutas, independientes y precisas sobre como se debe actuar, en lo posible autónomas y mecanizadas para evitar precisamente y sobre todo un “ERROR HUMANO”, y en paralelo, deben ser confirmadas y supervisadas en todo momento.

Creo que el juez ha dado un paso importante. Me gustaría ver en los responsables políticos, … un GESTO, una dimisión, … un Mea Culpa! una vez, por primera vez, ……como si amaneciera!